Consejos para iniciarte en la alimentación basada en plantas

Por: Beatriz García
beatriz@lechedecoco.mx
@lechedecoco

Como ya se los he dicho antes, no hay una formula porque todos somos diferentes y todos tenemos distintas necesidades. Sin embargo, me gusta compartir mi experiencia pues me ha funcionado muy bien y a las personas con las que he compartido también. Primero que nada, para tener éxito en este cambio de vida es súper importante la determinación, que tengas la seguridad y confianza absoluta en ti misma/o que esto es posible y que con la información pertinente podrás hacerlo sin ningún problema. Así que te comparto algunos pasos que considero importante para lograr con éxito esta transición.

Esforzarte para llevar una nutrición adecuada, es la mejor inversión para tu cuerpo y mente que puedes hacer.

  • Infórmate: Es importante que conozcas las fuentes principales de los nutrientes esenciales que necesitas. Por ejemplo, las leguminosas son la fuente principal de proteína en una dieta basada en plantas y es importante que cumplas los requerimientos diarios, si tienes dudas sobre la proteína vegetal lee este artículo. Hoy en día existe mucha información y hay muy buenos libros al respecto.
  • Cocina: Es fundamental que prepares tus alimentos pues es muy probable que seas la única persona que sepa cocinar otro tipo de recetas, también de esta manera podrás cuidar tus porciones y asegurarte de estar comiendo la cantidad de nutrientes que necesitas. A veces una alimentación basada en plantas puede ser baja en calorías así que cuida comer lo suficiente.
  • Un paso a la vez: Muchas veces queremos hacer este cambio de forma radical, de un día para otro. Pero eso no es necesario, no hay prisa ni son competencias, este es un camino personal. En ocasiones hacerlo de una manera tan drástica puede resultar maravilloso pero en otras puede resultar demasiado intenso y te puedes enfrentar a crisis profundas de desintoxicación que llegan a ser dolorosas. Por eso empieza poco a poco, primero deja las carnes rojas y embutidos, después las carnes blancas, después los derivados como huevos y lácteos. Y siempre piensa que esto es una elección propia que puede durar el tiempo que tu así lo decidas.
2018-08-15T20:34:39+00:00

Deja un comentario